lunes, 21 de mayo de 2018

GAZA: HERIDA PARA LA HUMANIDAD



























POR LA ESPIRAL
                                              Claudia Luna Palencia
@claudialunapale




-Gaza: herida para la Humanidad


Los palestinos en Gaza padecen las peores condiciones de vida del mundo, no únicamente por la precariedad de los hospitales y el cúmulo constante de heridos, igualmente por la parte alimentaria, afirmó Raquel Martí, directora Ejecutiva de la Agencia de la ONU para los Refugiados de Palestina (UNRWA).

Hace unos días hablé vía telefónica con Martí y tuvo a bien explicar a esta columnista que, desde marzo pasado,  se contabilizan 12 mil 500 heridos porque la gente ha salido desde entonces a protestar por el cambio de la embajada norteamericana; en los hospitales “hay muchísimos heridos de bala y otros debido a los drones con gases lacrimógenos”.

   “Falta el 27% de los medicamentos básicos… los centros hospitalarios están recibiendo de media a dos mil personas heridas diarias; además, Israel  suministra a Gaza de dos a cuatro horas cotidianas de electricidad entonces cirugías  por una herida de bala en una pierna terminan con una amputación; muchos jóvenes están siendo heridos en ambas piernas cerca de las rodillas en zonas bastante delicadas de reconstruir”, afirmó Martí.

 En todos los sentidos la crisis es real: hace setenta años unos 700 mil palestinos salieron de sus tierras, rumbo al 2020 se trata de 5.3 millones de palestinos; al menos 2 millones viven en Gaza, otros en Cisjordania y  dispersos en Líbano, Siria y Jordania.

 Precisamente el organismo que dirige Martí, les atiende en 58 campos de refugiados diseminados en los países arriba mencionados,   la UNRWA tiene esa  delicada misión.

 ¿Qué ha pasado con la tradicional aportación norteamericana a la UNRWA? “Un día el presidente Trump tuiteó “si son desagradecidos los palestinos porqué vamos a seguir financiándolos”, y sin más, cortó la aportación anual de Estados Unidos al problema humanitario palestino que pasó de 380 millones de dólares a 60 millones a partir de este año; el resto del dinero lo congeló… se trata del principal donante y con ese dinero se sostienen escuelas, centros hospitalarios,  se proporciona ayuda para alimentos”.

¿Cuál es la situación real en Gaza? “La de una muy grave crisis humanitaria que se agravará después de 2020 como lo ha dicho recientemente la ONU; hay que tomar en cuenta que Israel lo controla todo: el suministro de agua, de luz, las costas, es decir, todo por tierra, mar y aire; y además está en un bloqueo permanente, los palestinos están imposibilitados de salir, imposibilitados de comerciar hacia al exterior y de comprar suministros”.

La Franja, como se le conoce, prácticamente está convertida en un gran gueto, un hervidero denso de gente que no puede salir de la ciudad dado que está perimetralmente vallada y los dos pasos fronterizos están cerrados, al norte con Egipto y al sur con Israel.

¿Los jóvenes en esta nueva generación Millennial cómo lo llevan? “Muy mal, el 65% de los jóvenes en Gaza está en paro y el 85% de las chicas; tenemos una de las más altas tasas de suicidio entre los jóvenes a nivel mundial”.

Para mayor complicación, desde 2006, ha recrudecido la tensión en Gaza debido a que Hamás se encuentra al frente de la administración de los gazatíes y ya en 2014 una escalada de enfrentamientos  entre Gaza e Israel terminó con un saldo  de 2 mil 310 palestino muertos y  10 mil 626 heridos.
A partir de entonces el bloqueo contra Gaza, añadió Martí, es “a cal y canto” y ello ha tenido una enorme repercusión entre las nuevas generaciones que ven diluirse sus esperanzas de paz, de lograr la solución de contar con un Estado Palestino para  vivir libremente y sin el bloqueo.

 “Puedo decir que  se ha perdido la resiliencia, Israel está aplicando un castigo colectivo en Gaza debido a que está Hamás al frente”, indicó la activista.
A COLACIÓN
¿Se fractura el sueño palestino tras el movimiento de la embajada norteamericana? También hablé con Jehad Kamel Suleiman, presidente de la Asociación Europea de Cooperación con Palestina (ASECOP) y en su opinión los últimos lamentables acontecimientos son una demostración más del desinterés por parte de Israel de un entendimiento con el pueblo palestino y una falta de respeto a las resoluciones internacionales.

“Israel tiene junto con Estados Unidos un plan de fragmentación étnica regional, para fortalecer que además Israel se convierta en la fuerza más importante ante los cambios sociales que se avecinan en los pueblos árabes”, aventuró el directivo.         

  Para Kamel Suleiman que la Unión Americana movilice su representación diplomática y  lo secunden Guatemala, Honduras y Paraguay y otras economías “satélite” no cambia la realidad “porque sigue vivo el derecho internacional” y existe un clamor generalizado para que suceda “una solución política” con base “al respeto de los acuerdos y tratados internacionales”.

Respecto de la UE, Kamel Suleiman, cree que ésta siguen siendo muy débil: “Políticamente hacia el exterior no se hace un núcleo realmente fuerte; sí, es verdad, busca la paz y condena la violencia en Medio Oriente; sin embargo, debe buscar el acercamiento entre palestinos e israelíes para lograr una convivencia pacífica en aras de la prosperidad de ambos pueblos.  Europa ha convertido a Palestina en una gran ONG pero no se ha implicado realmente en una solución con Israel”.
Directora de Conexión Hispanoamérica, economista experta en periodismo económico y escritora de temas internacionales

           




viernes, 18 de mayo de 2018

RENCOR SOCIAL

























POR LA ESPIRAL
                            Claudia Luna Palencia
@claudialunapale


-Rencor social



            Estos días en España, una pareja de políticos de extrema izquierda,  tienen sobre de sus espaldas todos los reflectores de la prensa debido a su emparejamiento, a que pronto serán padres de mellizos… pero primordialmente porque ambos han adquirido una vivienda cercana a Madrid por un valor de 600 mil euros, es decir, al tipo de cambio euro/peso de ayer estamos hablando de una vivienda de casi 14 millones de pesos.

            Se trata de Pablo Iglesias, el líder político de Podemos, un partido de reciente creación en España novísimo y horneado en las aulas de la Universidad Complutense; nació del sueño de varios profesores bastante politizados acostumbrados además a los discursos de aula que inflaman los corazones con palabras bonitas de igualdad y de reparto de la riqueza.

            Sus consignas contra la corrupción rampante en España, el uso ilícito de los recursos públicos y el enorme lastre social resultado de ocho largos años de crisis económica en España y la mayor parte de la Unión Europea, encontraron ese recoveco en el tiempo en el que se alinea la oportunidad y el deseo social o ciudadano.

            Nació como formación política bajo el nombre de Podemos y dicho sea de paso, le ha pegado una sacudida preocupante a los dos partidos tradicionales: el Partido Popular (PP) y el Partido Socialista Obrero Español (PSOE); y de ninguna forma, Iglesias uno de sus fundadores cum laude y actual dirigente, esconde sus pretensiones de alcanzar el cielo del poder.

            “Podemos se erigió como partido político el 11 de marzo de 2014, cuatro meses después participó en las elecciones europeas de dicho año, y logró cinco escaños en el Europarlamento; en las elecciones generales del 20 de diciembre de 2015, Podemos conquistó 69 escaños, el 20.68% de los votos”.

            Dicho sea de paso han sido las grietas en el PP y en el PSOE las que han allanado el camino para la formación de Iglesias, y si no ha tenido mayor impacto en el electorado es porque la propia imagen de Iglesias tiene un tufillo que a mí, como mexicana, me remite al retrato clásico del porro de la UNAM con la coleta, la barbita de chivo, la mezclilla; el aspecto desaliñado, el discurso trotskista-leninista flamígero y sacudidor.

            A su imagen tampoco le ayuda cierta retórica que provoca pánico en los capitales, incertidumbre en los empresarios y desconcierto para el futuro de España en temas clave como su pertenencia y continuidad en la UE.

            Iglesias pretendió hermanarse solidaria pero también activamente con Syriza el partido heleno de extrema izquierda que  desafió varias veces a la UE y el club europeo amenazando con no acatar las órdenes del reajuste presupuestario, de no honrar el pago del calendario de amortizaciones por el rescate y hasta amenazó con dejar el euro.
            Y un punto también muy relevante que no debe obviarse: en los últimos meses el votante potencial ha sido testigo de las diversas pugnas intestinas, luchas por el poder entre los propios fundadores vitalicios de Podemos por colocar a sus favoritos, fortalecer a su camarilla más próxima y así ganar adeptos para afianzarse en la cúpula. Iglesias allí ha demostrado que quiere el control absoluto, lo rige  al estilo leninista: el que se mueve está fuera no le tiembla la mano en las  purgas.
A COLACIÓN
            Iglesias que además es legislador en el Congreso de los Diputados  se ha emparejado con una de sus compañeras de facción y de banquillo, la legisladora Irene Montero y en unos meses además serán padres.

            La más reciente adquisición de su vivienda –la han justificado ambos como una hipoteca compartida entre los dos- los ha estrellado con muchas de sus declaraciones las que fustigan la riqueza, condenan el enriquecimiento, critican el lujo de los otros políticos sobre todo los que vienen de los partidos tradicionales.

            En realidad para mí es un tema muy manoseado y también bastante manipulado y que me parece muy bien que sea rectificado ese discurso, ese relato por los jóvenes Millennials que como Pablo e Irene han logrado acceder al poder.
            Y ojo, que yo ni los conozco, ni milito en Podemos ni sirvo a ninguna causa ni soy comunista ni de extrema izquierda,  pero lo digo muy sinceramente como economista que desea el progreso y el bienestar para todos de la forma más igualitaria posible: ¿Debe una persona por ser comunista perpetuarse en la pobreza?, ¿es malo que alguien de la izquierda más radical anhele tener un coche digamos de alta gama?, ¿es moralmente inaceptable que un comunista o alguien de izquierdas vista bien, aprecie la moda o  huela a Chanel?

      Entonces, un burgués no puede tener ideas comunistas ni simpatizar con la izquierda  y hasta militar porque sería considerado… ¿paria o hipócrita? ¿Dejaría de serlo si entonces es un muerto de hambre? Me  parece que se arrastra con el tiempo una distorsión manida y muy manoseada.
            Ni ser comunista ni de izquierdas debe impedir a la gente acceder al progreso, competir en la globalización, anhelar, ambicionar o superarse; no es un pecado, lo malo es la envidia malsana,  el discurso del odio y del rencor social eso es lo inaceptable.

            El expropiarle al rico o el quitarle al que se lo ha trabajado siempre para dárselo al que se mantiene cruzado de brazos, eso es lo verdaderamente condenable… no que dos políticos jóvenes de izquierdas quieran vivir bien porque eso  debe ser precisamente el ideal: acceder a la riqueza, al bienestar  y no extender la ociosidad, matar la competencia y generalizar la miseria.
Directora de Conexión Hispanoamérica, economista experta en periodismo económico y escritora de temas internacionales

           




GAZA: HERIDA PARA LA HUMANIDAD

POR LA ESPIRAL                                                Claudia Luna Palencia @claudialunapale ...